Barrios GIE 10/12/2020

Planes de pensiones. Cierre ejercicio 2020

Compartir en Redes Sociales

Hablamos de la aportación a los Planes de Pensiones de cara a la planificación fiscal en IRPF ante el cierre del ejercicio el 31 de diciembre.

Se acerca el cierre del ejercicio 2020 y de cara a una correcta planificación fiscal en el  Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, nos centramos en las aportaciones a los planes de pensiones.

Un  plan de pensiones es un modelo de ahorro-inversión que te permitirá obtener una cantidad en el futuro una vez se haya producido una contingencia, que bien puede ser la jubilación, invalidez, dependencia o fallecimiento.

Si dispones de un plan de pensiones y realizas una aportación, debes saber que la misma reduce la base imponible general del impuesto de la Renta de las personas Físicas, y por tanto la tributación es menor.

Resaltamos que el conjunto de aportaciones a los sistemas de previsión social, planes de pensiones y otros instrumentos similares, no pueden superar el importe de los 8000€ anuales según el artículo 5.3 de la Ley de Planes de Pensiones y Fondos de Pensiones.

La Ley del Impuesto sobre la Renta, igualmente establece un límite máximo de reducción además de este importe. En concreto, el artículo 52 de la LIRPF, establece que la reducción por aportaciones no podrá superar la menor de las siguientes cantidades:

  1. El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.

Este límite se aplicará individualmente a cada partícipe integrado en la unidad familiar.

Destacar que en estos límites se incluyen también las contribuciones empresariales imputadas en concepto de rendimiento del trabajo en especie por el promotor de planes de pensiones del sistema empleo.

No podemos olvidar además qué, las aportaciones realizadas a sistemas de previsión social del cónyuge, entre ellos los planes de pensiones, pueden reducir también la base imponible general del contribuyente. Para ello, el cónyuge debe ser el partícipe, mutualista o titular del sistema de previsión

Se establece en este caso un límite de 2.500 euros anuales. Para ello, debe de cumplirse el siguiente requisito: que el cónyuge no obtenga rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas, o los obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales.

Cualquiera de los dos, contribuyente aportante o su cónyuge, pueden aplicarse la reducción, aunque ambos no pueden aplicarse la reducción por las mismas aportaciones.

Como vemos, sin duda las aportaciones a los planes de pensiones son una buena opción para reducir la tributación en el Impuesto sobre la Renta. Si en este año han conseguido ahorrar, es el momento de contratar este instrumento de ahorro-inversión y realizar una aportación.

Aun estamos a tiempo de ampliar esa aportación de cara al cierre del ejercicio, y si es tu caso en Barrios GIE lo analizamos y estudiamos la mejor solución. LLámanos y desde la gestoría concretamos una cita para estudiarlo y aplicar lo necesario antes del 31 de diciembre de 2020.

!--Código HTML de la política de cookies -->
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +