Barrios GIE 25/02/2020

Las pausas para el café y el cigarro cuentan en tu jornada laboral

Compartir en Redes Sociales

Una sentencia de la Audiencia Nacional afirma que que salir a fumar, tomar café o desayunar es un tiempo empleado que puede ser descontado del tiempo efectivamente trabajado.

La empresa puede implantar de forma unilateral estos tiempos en caso de no alcanzar un acuerdo con los representantes de los trabajadores.

 

Un cambio, tras la implantación del nuevo sistema de control horario, en el tiempo invertido en tomar un café, desayunar o los momentos de salida a fumar un cigarro, y que el nuevo sistema de registro de la jornada ahora permite su cálculo exacto y por tanto su descuento en la nómina o prolongación de la jornada laboral.

 

Para que nos encontremos ante una modificación sustancial de las condiciones de trabajo es necesaria la existencia de una previa condición de trabajo establecida en norma distinta de la ley o del convenio colectivo, esto es, en contrato de trabajo, acuerdo colectivo no estatutario o decisión unilateral del empleador con efectos colectivos.

 

Teniendo en cuentaesto, la Audiencia Nacional en su sentencia de 10 de diciembre de 2019, analiza si la implantación de un sistema de registro de jornada por una empresa se ha realizado de forma fraudulenta al prescindir de la tramitación establecida del Estatuto de los Trabajadores, por entender que cambios realizados, como la no consideración del tiempo de café o fumar como tiempo de trabajo efectivo, han modificado negativamente las condiciones de trabajo existentes con anterioridad a la implantación del registro de horario y responden a una modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

 

El caso viene sucediendo en múltiples empresas tras los cambios normativos, hasta la implantación del sistema de control horario de el tiempo invertido en fumar o tomar café, que se consideraba como tiempo de trabajo dentro de la jornada y no se descontaba, no obstante, el sistema de registro de jornada ahora permite el cálculo exacto de esos momentos y, por lo tanto, su descuento en nómina pues la implantación del registro de jornada no alteró condiciones de trabajo previas. La sentencia señala que no existía con anterioridad al establecimiento del sistema de registro de jornada ninguna condición contractual generalizada, pacto o acuerdo colectivo o decisión unilateral de la empresa que estableciera que debía computarse como prolongación de jornada el tiempo invertido en los desplazamientos por viajes de trabajo.

 

Según el tribunal, si no se alteran las condiciones laborales previas, se deberán descontar las pausas para el café o el cigarrillo del tiempo de trabajo efectivo en virtud del sistema establecido por la empresa.

!--Código HTML de la política de cookies -->
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +